Inicio > Leonor Izquierdo, Machado misterioso > Bécquer, Machado y sus Musas (2)

Bécquer, Machado y sus Musas (2)

Machado y Leonor tras la boda

Leonor y Guiomar

Antonio Machado tiene 33 años cuando se casa con Leonor Izquierdo Cuevas, de 14 años, en la iglesia de Santa María la Mayor” de Soria el 30 de julio de 1909. Se habían conocido en el cuarto trimestre de 1907 en casa de los tíos de ella, donde se hospedaba Machado. Dada su juventud y estatus social, no es previsible que Leonor fuera una joven culta. Leonor había nacido en el castillo de Almenar hace cien años, el 12 de junio de 1894. Su padre era guardia civil. En enero de 1911 parten hacia París, donde enfermará de tuberculosis. Regresan en septiembre y el 1 de agosto de 1912 ella expira en Soria.

Carta de Machado a Juan Ramón Jiménez

Machado escribirá una carta a Juan Ramón Jiménez donde le confiesa lo siguiente: “Cuando perdí a mi mujer pensé pegarme un tiro. El éxito de mi libro (“Campos de Castilla”) me salvó…”.

        Sólo tras su muerte, estando ya en Baeza, Leonor aparecerá palpablemente como musa en su poesía, tal y como ha reflejado Marcos Molinero en “Antonio Machado y Soria” (1). En 1928 Machado conoce en Segovia a la poetisa Pilar de Valderrama, la “Guiomar” de sus poemas. Ella estaba casada y fue una relación romántico-platónica. Se estuvieron viendo y carteando (varios centenares de cartas) hasta 1935. “Guiomar” tenía 22 años menos que Machado (Leonor 19 años menos). Leonor deja de ser la musa de Machado al aparecer en escena Pilar de Valderrama, el gran amor de un Machado en edad madura, a la que escribirá la siguiente confesión: “…a ti y a nadie más que a ti, en todos los sentidos -¡todos!- del amor puedo yo querer. El secreto es sencillamente que yo no he tenido más amor que este. Mis otros amores solo han sido sueños, a través de los cuales vislumbraba yo la mujer real, la diosa” (2).

         En 1938 recordará a Leonor en dos sonetos “La Primavera” y “El poeta recuerda las tierras de Soria”, 26 años después de su muerte, donde reaparece como su “niña”. Y ese mismo año confesará a “La Voz de España”: “Por si ello fuera poco guardo de mi breve matrimonio con una mujer a la que adoré con pasión y que la muerte me arrebató al poco tiempo” (3).

Notas bibliográficas

1 .- MOLINERO, Marcos: Antonio Machado y Soria, Ediciones T, Madrid, 1993, pp. 289 y ss.
2 .- Ibid., pág 322.
3 .- Ibidem.

TEXTO tomado del ensayo   LAS MUSAS DE BÉCQUER Y MACHADO de Ángel Almazán. Soria 7 Días, Serie “El Otro Lado”, 30 de julio de 1994

NOTAS COMPLEMENTARIA: EN LOS ÚLTIMOS AÑOS UNA SERIE DE INVESTIGADORES POSTULAN Y ARGUMENTAN QUE GUIOMAR NO ES OTRA QUE LA IDEALIZADA LEONOR, LA JOVEN ESPOSA DE MACHADO.

Anuncios
  1. miguel angel baamonde
    7 mayo, 2010 en 4:51 pm

    La nota que antecede a este comentario está bien, salvo en el dato de que Guiomar y Pilar de Valderrama sean la misma persona. Muy util y acertada la nota complementaria, ya que es verdad que existe actualmente un grupo, cada vez mas nutrido, de detractores de Pilar de Valderrama como MUSA de Antonio Machado. Ni por el tiempo, ni por la influencia, pudo llegar a serlo y mucho menos adjudicarle tal papoel a señora que no hizo otra cosa que aprovecharse la bondad del poeta para sus fines propios. Recomiendo la lectura de un trabajo de Pablo del Barco y muy en especial el libro GUIOMAR, ASEDIO A UN FANTASMA, donde se rebate dicha adscripción, movida por la propia Valderrama deseosa de lograr su lugar en el sol, ya que no por propios méritos podría haberlo conseguido.

  2. 23 septiembre, 2014 en 1:50 pm

    Buenos días:

    Espero que sean muchos los estudiosos de la obra de Antonio Machado, y que apreciando el gran legado -de sus versos, su prosa, y el ejemplo de su biografía- se tomen interés en descubrir que Pilar de Valderrama nunca fue Guiomar.
    Habría que remontarse a la raiz, el libro de Concha Espina, de 1950. Y a cómo surgió.
    Todos los que admiramos y nos emocionamos, de forma desinteresada, sabemos que Leonor nunca fue olvidada, ni suplantada, en el alma de su poeta.

    Saludos.

    P.D.: Muchas gracias por publicar la imagen del fragmento manuscrito de la carta a Juan Ramón Jiménez, de 1912, que se puede leer -completa- en la Edición crítica de Oreste Macrì,-Espasa Calpe- publicada en 1989 (págs.1518-1519).
    Sería una gran ayuda, que se vieran en la red el máximo de manuscritos de Don Antonio.
    Ah, y una pregunta: ¿qué es la cultura?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: