Inicio > Ruta de Alvargonzález > Génesis de la Ruta de Alvargonzález (5)

Génesis de la Ruta de Alvargonzález (5)

De La Muedra a Covaleda

De La Muedra, dejando a la izquierda el monte de Vailengua, atravesaron el paraje de “La Viña”, con su arroyo que desciende al Duero —Arroyo de la Viña-, y por Covatillas cruzaron el puente del río Revinuesa para llegar a Vinuesa. El campesino soriano relataba a Machado la historia de Alvargonzález. Aún quedaba tiempo para llegar a Covaleda y el hombre de pinares se extiende en narrar historias de su tierra. El cuento-leyenda continúa así:

 “-Por aquel sendero —me dijo el campesino señalando a su diestra- se va a las tierras de Alvargonzález; campos malditos hoy; los mejores, antaño, de esta comarca.
-Alvargonzález es el nombre de su dueño? —le pregunté.
-Alvargonzález —me respondió- fue un rico labrador; más nadie lleva ese nombre por estos contornos. La aldea donde vivió se llama como él se llamaba: Alvargonzález, y tierras de Alvargonzález a los páramos que la rodean.
Tomando esta vereda llegaríamos allá antes que a Vinuesa por este camino. Los lobos, en invierno, cuando el hambre les echa de los bosques, cruzan esa aldea y se les oye aullar al pasar por las majadas que fueron de Alvargonzález, hoy vacías y arruinadas.
Siendo niño, oí contar a un pastor la historia de Alvargonzález, y sé que anda inscrita en papeles y que los ciegos la cantan por tierras de Berlanga.
Roguele que me narrase aquella historia y el campesino comenzó así su relato:
Siendo Alvargonzález mozo, heredó de sus padres rica hacienda. Tenía casa con huerta y colmenar, dos prados de fina hierba, campos de trigo y de centeno, un trozo de entinar no lejos de la aldea, algunas yuntas para el arado, cien ovejas, un mastín y muchos lebreles de caza….”.
 

Puente del Duero en Vinuesa, Ruta de Alvargonzález

Desde Vinuesa dejan a la derecha el Monte de Peña María para subir la Cuesta de los Curas y después de cruzar El Valdío llegar a Salduero. 

Siguieron el valle del río para llegar al Royo Mojón, arroyo mojonera con Covaleda, y subir La Cuesta para cruzar el Puente del Estebanazo que les llevaría por la majada del tío Lerín (Majalerín) al paraje de Las Zorreras. Muy cerca está La Caseta de los Hoyuelos que hacia arriba conduce a las fuentes de Santo Lunio y del Merendero, dejando a la derecha las sierras Ojeda, Maestro y Nueva. Por el Puente de los Arroyos, que salva el Arroyo de la Hiedra que desemboca en el Duero junto al Puente de Soria, se aproximaban al final del día. 

Cuando avistaron Covaleda ya atardecía. El sol, desde el poniente, alumbraba las fachadas blancas de sus casas junto al valle del río. Destacaba la torre de la iglesia en el agreste paisaje salpicado de pinos. 

Llegados a Covaleda, el viejo campesino que venía de Barcelona ya está en su destino. Machado debió hacer noche y, al alba, continuar la marcha que le llevaría a Duruelo de la Sierra después de cruzar el Puente Cabañares, subir el Alto de la Tejera y atravesar “Latá los Ríos” y el “Alto Seroncillo”.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: